¿Tomas alcohol?

Seguramente como jóvenes, más de una vez nos ha llamado la atención consumir alguna bebida alcohólica, quizá por querer ambientarse o solo probar y experimentar sus efectos. Sin embargo, el consumo de bebidas alcohólicas en adolescentes puede ser un detonante de problemas graves posteriores, ya que uno podría perder el autocontrol sin darse cuenta y tras esto podrían ocurrir muchísimos más escenarios de riesgos que sencillamente no valen la pena.

Solo por dar unos ejemplos: se podría involucrar con la policía, con una situación de acoso, violación, acciones ilícitas, deudas, peleas, drogas, lesiones, accidentes automovilísticos, incendios y hasta riesgos de perder la vida.

Todo lo anteriormente mencionado es una realidad, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), “El consumo de alcohol se encuentra dentro de los diez principales factores de riesgo de muerte y discapacidad en todo el mundo”.

¿Tomas? Está bien, siempre y cuando sea tu decisión, adelante. Si te gusta o te gustaría probarlo, sucederá eventualmente. Aquí solo nos queremos asegurar de que lo hagas de manera consciente y no pongas tu salud en riesgo.

¿Cuántas tomas? Se considera un exceso pasarse de las 5 copas por ocasión mensual en hombres y 4 en mujeres. El abuso nocivo de alcohol llega a provocar trastornos mentales y hasta a alterar la conducta, sin mencionar los múltiples efectos en la salud como problemas gastrointestinales, enfermedades cardiovasculares, trastornos inmunológicos, enfermedades óseas, trastornos reproductivos, cáncer, etc.

Evidentemente, la reducción o suspensión de bebidas alcohólicas trae múltiples beneficios a la salud, ya que, siendo adolescentes, si se disminuye el consumo de alcohol al pasar a la edad adulta se reducen todos los riesgos relacionados.

Ahora hablemos un poco sobre las causas de este consumo. ¿Por qué surge este deseo por tomar alcohol? principalmente se debe a lo que la persona observe en su entorno; si su familia y sus amigos beben, querrá hacerlo también. Además, los medios de comunicación implican una fuerte influencia también, por ejemplo, los anuncios de cerveza en redes sociales, espectaculares y anuncios en espacios públicos por marcas de vodka, tequila, whisky, ron, etc. Asimismo, escenas de películas y series donde hacen parecer al alcohol y las drogas como algo divertido y bueno para sentirse mejor.

Es verdad que cuando un adolescente se encuentra infeliz, busca maneras para sobrellevar cualquier sentimiento de angustia, ansiedad o tristeza, así pues, las adicciones como al alcohol o las drogas se vuelven un camino factible. Esto no está bien y por más que se justifique como una salida “fácil”, a todos les será más difícil luchar contra ello a futuro. Existen otras formas de desahogarse de emociones negativas y en una futura publicación hablaremos de ello.

Después aparece la rebeldía, la cual es completamente normal en adolescentes por buscar una forma de independizarse y tomar control de decisiones propias, pero hay que saber hasta dónde llegar y limitarse con responsabilidad.

Entre otras razones de tomar alcohol, está la gratificación que ofrece, claro, las sensaciones de bienestar o relajación que a final de cuentas serán algo temporal y al día siguiente a algunos les tocará lidiar con la famosa cruda.

Para finalizar con las causas, tenemos la falta de confianza en una misma persona, este último punto se destaca, ya que en ocasiones de interacción social, varios jóvenes confirmarán que tomar unos tragos les ayuda a dejar la timidez y les da valentía para hacer cosas que no harían sobrios. Pero nuevamente retomamos, existen otras alternativas para gozar una convivencia sana y divertida, evadiendo el consumo excesivo de un producto nocivo para la salud.

Para concluir, te dejaremos diez de recomendaciones que esperamos te sean de utilidad para la próxima vez que decidas tomar alguna bebida alcohólica:

1. Si planeas salir a un evento social donde sabes que ofrecerán alcohol, ya sea una fiesta en salón o en una casa, un concierto o algo del estilo, asegúrate de no ir sin compañía, especialmente si eres mujer, ve con tu grupo de amistades o alguna persona cercana, alguien que tu sepas que te cuidará y no te dejará sola en una situación de riesgo.

2. Se recomienda no beber más de 14 unidades por semana (14 equivalen a 3,4 litros de cerveza de una graduación alcohólica estándar, según el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés).

3. Nunca aceptes bebidas ya abiertas puesto que pueden ser adulteradas previamente, siempre pide que tus bebidas las abran enfrente de ti o pide bebidas que estén cerradas y asegúrate de que realmente no hubiesen sido manipuladas. En la actualidad es una gran problemática este tipo de situaciones donde le ponen algo a la bebida para vulnerabilizar a la persona, por ende se han buscado soluciones como las tapaderas de silicón o de tela que se sobreponen en los vasos.

4. Puedes llevar contigo un termo con tapadera y tener mayor precaución con situaciones como la que se mencionó en el punto anterior, con esto también puedes ayudar al ambiente disminuyendo los residuos de plástico.

5. Asegúrate de tener un contacto confiable accesible (contactos de emergencia) ya sean padres, adultos de confianza, amigos; con los cuales puedas compartir tu ubicación y mantener comunicación en cualquier momento.

6. Procura tener tu teléfono con más que suficiente batería por si en dado caso necesites hacer una llamada o simplemente comunicar tu estado de seguridad a tu contacto de confianza, no necesites de otra persona para hacerlo.

7. Ten precaución con los lugares que frecuentas y para los que no conoces, es mejor ir con personas que hayan ido ahí antes o bien, investiga con anticipación qué tan seguro es el lugar.

8. No mezcles bebidas alcohólicas, los efectos de estas sustancias se contrarrestan haciendo que consumas más y tengas una menor percepción de lo que está pasando y esto podría desembocar una gran cantidad de riesgos a tu persona.

9. Bebe con tranquilidad, los efectos del alcohol dependen en buena medida de la velocidad en que consumas.

10. No caigas en mitos de que hay ciertas sustancias que contrarrestan el efecto del alcohol como: las vitaminas B12, el café, las bebidas energéticas; estas no ayudarán a no dar positivo en las pruebas de alcoholismo.




1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo