Autoestima en adolescentes

Actualizado: 15 dic 2021

¿Qué es la autoestima? Es todo lo que pienses, percibes o evalúes de tu misma persona. Es conocer y amarte exactamente como eres, amar tu cuerpo y tu carácter. Significa disfrutar de todo lo que amas hacer, lo que te apasiona y te hace crecer, porque lo mereces.


¿Cómo te percibes? Conocerte a ti mismo es el primer paso, tú eres la persona que te acompañará toda la vida y eres tu mejor aliado en todo lo que creas y digas. Solo tú te puedes dar el lugar que te corresponde por tu nacimiento. Tómate un momento para verte a ti y piensa que tanto te conoces, qué te caracteriza, qué te gusta o que no te gusta. Cuáles son tus fortalezas y en qué cosas puedes mejorar.


Si alguna vez te hizo sentir mal una crítica hacia ti o te sientes con preocupaciones por lo que la gente dirá de ti, no te encierres por el miedo a cómo te juzguen los demás, yo solo te diría que la opinión más importante de ti es la tuya.


En alguna parte escuché algo que se me quedó grabado, decía “lo que los demás vean en ti, es su realidad, no la tuya”. Sólo tú sabes quién eres en realidad. Tú eres una persona increíble y única, nadie podría ser tú mejor que tú. Y se trata de ser la mejor versión de ti. Claro que la gente que te rodea importa, tampoco se trata de ignorar a todos y aislarte, pero una vez que te das cuenta quien eres y lo que es bueno para ti, sabrás rodearte de gente que realmente estén ahí para apoyarte, para compartir tu confianza y sean recíprocos en darte justo lo que reciban de ti.


¿Qué es lo que hace importante a la autoestima?

“Si quieres ser respetado por los demás, lo mejor es respetarte a ti mismo. Sólo por eso, sólo por el propio respeto que te tengas, inspirarás a los otros a respetarte.”-(Fedor Dostoievski).


Tener una buena autoestima implica llevar una saludable relación contigo, ya que es una excelente base para aprovechar al máximo los beneficios de un buen ánimo, implica energía para llevar proyectos acabo y sobre todo fuerza de superación para fracasos. Porque, así como se requiere de un gran esfuerzo para cumplir metas, también lo requiere el aceptar una pérdida, un error, un fracaso, etc. Saber levantarse después de caer, es amor propio también.


Aprender a defenderse es importante también. No permitas que otras personas te opaquen o te hagan sentir menos. Tu sabes lo que vales y nadie tiene derecho a definir al respecto, desde tu nivel de inteligencia, tu sexualidad, tus gustos, tus pasiones, tus sueños, tus metas, tus capacidades, etc.


Así que no pienses más en cosas de cómo “deberías” o “no deberías” ser. Eres exactamente como tienes que ser y no debes avergonzarte de ello. Si tu autoestima es baja, te aconsejaría cambiar tus hábitos. No busques la perfección, busca la felicidad.


No pierdas tiempo en preocupaciones por lo que haya ocurrido en el pasado o lo que pueda haber en tu futuro. Plantéate aprender del pasado, planear tu futuro y lo más importante, vivir tu presente. Lo que hiciste, pensaste o sentiste ayer, no te define hoy.


Un punto clave para una buena autoestima, es no sentirse superior a otros, sino simplemente verse al mismo nivel que cualquier persona. Nadie vale más o menos que tú. La empatía y la nobleza son valores de gran compañía.


¿Qué puedes hacer para mejorar tu autoestima?

  • Debes dejar de tener pensamientos negativos sobre tu persona. Céntrate en los aspectos buenos que tienes, no todo es malo. Cuando notes que estés siendo demasiado crítico contigo, contrarréstalo con algo positivo.

  • Cambia tus objetivos al conseguirlos por ejemplo busca el simple logro y no la perfección. Algunas personas son muy autocríticas, lo que provoca una necesidad de buscar la perfección, pero esto solo aumenta el estrés; los errores también te ayudan a mejorar.

  • Siéntete orgulloso de lo que pienses y digas, no te limites a nada, a menos que estés equivocado y reconoce cuando te equivoques.

  • Puedes probar un ejercicio de decirte cumplidos al espejo por las mañanas, para iniciar tu día de forma positiva.




0 visualizaciones0 comentarios